¿Fuerte?… El hombre maltratador

Frecuentemente el maltratador ha sido una víctima cuando niño y adolescente. Habrá sido golpeado, lastimado, apaleado, vejado, insultado, despreciado y atropellado. Muy probablemente abandonado cuando niño por su padre quedó al cuidado de su madre, seguramente resentida con su pareja y con una carga social y económica muy comprometida. Por esto, y dado que se tuvo que convertir en madre y padre a la vez, ella le exigirá a su hijo en extremo, su rabia personal contra su ex la descargará sobre el niño y acaso lo maltratará y requerirá deberes que corresponderían a su antigua pareja. Cuando el pequeño se hace adulto, con estos patrones violentos aprendidos, reaccionará en consecuencia

Tras la historia de todo maltratador hay un pasado de abandono y de carencias afectivas, con baja autoestima que la disfraza cómo un hombre sociable, alegre, fiestero. Con unas copas de más o sin ellas, agredirá a su mujer e hijos, o peor, caerá en el alcoholismo o drogadicción y exacerbará su comportamiento agresivo. Por su historia personal, sentirá que su conducta violenta no tiene nada de malo y no reconocerá que tiene un problema de manejo de ira. El ama a su madre y recuerda a su padre y asocia esta querencia al maltrato. Se crea la falsa suposición de que su padre o madre lo “castigaban” por su bien. Es decir, sí se quiere se castiga, se maltrata.
Por otro lado, con sus hijos y su mujer asustados, el hombre sentirá que tiene el poder y el control, como lo tenía su papá o mamá.

El maltrato se manifiesta en varias etapas. Primero, se genera una tensión en la pareja, luego un estallido violento de agresiones verbales, pronto se actuará con violencia contra objetos, tirándolos contra el suelo, para finalmente golpear y abusar de su fuerza física. Más tarde, sobreviene el arrepentimiento y el requerir perdón.

Una vez que la persona ha perdido el control es muy difícil que no se vuelva a presentar. Sus sentimientos de culpa, memorias tristes y los episodios violentos se repetirán cíclicamente. Tanto el maltratador como la victima necesitan de atención profesional y de modificación de los valores sociales para resolver el problema.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: