¿Por qué somos infieles? 9 razones que explican los cuernos

El rol de la mujer en la sociedad ha cambiado mucho en muy poco tiempo. Esta evolución también se deja ver en las relaciones personales. Aunque algunas siguen buscando a su príncipe azul, la mayoría ha aprendido (a base de una buena dosis de realidad) que los príncipes azules sólo existen en los cuentos y que ese ideal de amor que nos contaban de pequeñas no es más que una fantasía.

Las mujeres de hoy en día ya no buscan el romanticismo, la fidelidad o el  para toda la vida. Así lo refleja un estudio realizado a 400 mujeres por la Universidad de Talca (Chile), que reveló que un 58% de estas había sido infiel al menos una vez.

Así, ¿qué es lo que nos lleva a ser infieles? A continuación te damos 10 posibles causas.

1. Por puro placer.

El hambre de nuevas experiencias es un peligro latente en la . La búsqueda de suele ser la principal causa de  en mujeres de 35-40 años.

2. Por venganza.

Cuando uno de los miembros de la  ha sido infiel, el otro puede perdonar, pero no olvidar. Es entonces cuando la herida queda abierta y se despierta el sentimiento de venganza.

3. Por satisfacer las necesidades sexuales.

El , el estres o la rutina hacen que se descuide la vida sexual de la pareja. ¡Error! La insatisfacción sexual es una de las principales causas de infidelidad. Recuerda aquello de si “si no le gusta lo que tiene en  irá a buscarlo a otra parte”.

4. Cuando hay tierra de por medio.

Sabido es que las vacaciones son una mala época para la pareja, o bien porque pasan demasiado tiempo juntos o bien porque no se ven. De hecho, estos periodos suelen ser los ideales para coquetear.

5. Para poner fin a una relación

Aunque no es la vía más “legal” sí que es una de las maneras más recurrentes de romper una relación. A veces resulta más fácil escudarse tras una mentira que hablar de los problemas con sinceridad.

6. La necesidad de sentir que “estás en el mercado

Cuando se lleva mucho tiempo con la misma persona, a veces se tiene la necesidad de volver a experimentar las sensaciones que se tienen al empezar una relación. En resumen, sentirse deseado, saber que gustas. Ese ‘gusanillo’ puede desembocar en una infidelidad.

7. El coqueteo

Algunos lo consideran una forma de infidelidad, pero ¿quién no ha tonteado entre copas o con un compañero de trabajo? La clave está en controlar la situación y no dejar que acabe en infidelidad.

8. La inmadurez

La búsqueda constante de experiencias suele estar ligada a la infidelidad y a la inmadurez. El miedo al compromiso ha dejado de ser un problema exclusivamente masculino…¡las mujeres también tienen dudas!

9. El compañero y el amante

Lo ideal es que veas en tu pareja a tu confidente, a tu amigo y sobre todo a tu compañero de en el . Pero no siempre es así, cuando la llama de la  se extingue, la infidelidad enmprieza a ser peligrosa.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: