Debate sexual: ¿Porqué las mujeres no hablan en la cama?

Cuando las mujeres se envuelven en un tórrido torbellino emocional que las lleva a sacudir el cuerpo cadenciosamente con la pareja en un colchón ¿Tienen alguna predilección por algún sonido en particular, gimen, gritan o permanecen en silencio?

Algunas reaccionan violentamente arañando la espalda de la pareja, gritando de tal forma que los vecinos llaman a la policía pensando que se acaba de cometer un crimen en el piso de al lado, otras se ríen a carcajada batiente pero otras callan, ¿existe alguna razón?

Lo preocupante del tema no se centra únicamente en los sonidos que emite una cuando alcanza el clímax sino que cabría ampliar el contexto de la pregunta:¿Porqué las mujeres no hablan en la cama para guiar a su pareja?

Algunas reaccionan violentamente arañando la espalda de la pareja, gritando de tal forma que los vecinos llaman a la policía pensando que se acaba de cometer un crimen en el piso de al lado, otras se ríen a carcajada batiente pero otras callan, ¿existe alguna razón?

Lo preocupante del tema no se centra únicamente en los sonidos que emite una cuando alcanza el clímax sino que cabría ampliar el contexto de la pregunta:¿Porqué las mujeres no hablan en la cama para guiar a su pareja?

Se realizó una encuesta en la web de aol, antes citada, y preguntaron a unas 20 mujeres, la mayoría profesionales y casadas, sobre lo que le piden a su pareja, sólo 4 contestaron que se los dicen directo y en el momento, a las demás les es embarazoso y mejor dirigen las acciones de su hombre de una forma más sutil como cambiar postura, emitir sonidos más fuertes cuando algo les gusta, e incluso dirigirlos de una forma más física como posar sus  en una zona determinada.

Las parejas de estas 20 mujeres encuestadas respondieron de formas muy diversas; desde el que prefiere que su mujer le hable al oído y le diga que lo ama, hasta el que desea que grite y le diga explícitamente cómo moverse, en qué momento y cómo, eso sí, ninguno prefiere a las que no dicen nada pues sienten o que no lo están haciendo bien o que a ellas les da igual.

Estos hombres mostraron casi todos la misma inquietud: les gusta que ellas hablen, que pidan y reconozcan cuando algo les gusta y cuando no.

La parte más interesante, es que quieren que ellas también deseen experimentar con su pareja, ya no quieren a las mujeres pasivas y mojigatas de antes, quieren que participen y que gocen junto con ellos, así que la recomendación final es que te unas (en serio) a tu pareja y dejes atrás tus complejos y disfrutes de la sexualidad al máximo.

¿Hablas con tu pareja?

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: