¿Qué tipo de libido tienes? ¡descubre cuál es la tuya!

No todas las personas sienten el mismo deseo sexual que otras y en ocasiones en una pareja pueden coincidir dos personas con un interés por el amor físico muy diferente. Esto puede ocasionar problemas entre ellos y si no se pone solución incluso terminar con la ruptura de la pareja. Para poder solucionar este tipo de inconvenientes es necesario conocerse bien a una misma ¿tú sabes qué tipo de libido tienes? Nosotras te ayudamos a averiguarlo. Imagen de Agent Provocateur.

¿Tu  y tú soléis tenéis encontronazos a la hora de la  en el dormitorio?Suele ocurrir que uno de los miembros de la pareja tenga más interés en el  que el otro y ello lleve a que el interesado se sienta rechazado y el otro presionado a mantener  cuando no le apetece.

Tanto en el interés desmesurado por el sexo como en la negativa diaria se esconden problemas o razones más profundos que van más allá de si te apetece o no. Para solucionarlos es imposible que te conozcas bien a ti misma y a tu deseo. Por si no lo sabías, hay diferentes de  que hacen que te comportes de una manera u otra en tus  ¿sabes cuál tienes?

En la siguiente galería te mostramos algunos de los tipos de libido que existen ¡encuentra la tuya!Crees que el sexo es un derecho fundamental y lo reclamas siempre que quieres. Eso está muy bien pero no puedes obligar a nadie a mantener relaciones contigo y mucho menos echárselo en cara. Además, te torturas pensando en que los demás tienen relaciones sexuales explosivas todos los días: deshecha esa idea de tu cabeza porque no es real.

Aunque sientes deseo sexual te sientes tan presionada (por ti misma) por satisfacer los deseos de tu amante que no consigues disfrutar y casi ni hacer que él lo pase bien (te nota tensa y ausente). Este tipo de libido puede ser la consecuencia de algún tipo de enfermedad o problema anterior. Háblalo con tu pareja y si es necesario, buscad ayuda profesional.

Ni te interesa ni te deja de interesar… sin más, el sexo te mantiene indiferente. Estás más preocupada por otros aspectos de la vida como el trabajo o los niños y el sexo se queda relegado a las cosas poco importantes. No te decimos que lo conviertas en el centro de tu vida, pero preocúpate un poco más porque es posible que tu pareja lo esté pasando mal.

Sólo estás plena si haces disfrutar a tu pareja, tu placer pasa por darle placer a la otra persona.Todo está bien mientras tú disfrutes dándole placer a tu pareja. Si no es así plantéate qué te está pasando. Quizás también debas consultar con un profesional.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: