Hacemos el amor, por felicidad, por deseo sexual y por erotismo

La atracción sexual en los animales mamíferos generalmente comienza con la presencia de hormonas, las feromonas que producen las hembras, las cuales son captadas por los machos. Estos se excitan y localizan a la hembra en celo, en su período reproductivo, y van hacia ella para acoplarse sexualmente y regenerarse. Los seres humanos, como animales mamíferos, nos reproducimos a través de la relación sexual y además las mujeres producen feromonas en el momento que ovulan y están predispuestas para prohacer, pero a diferencia de los animales, el hombre y la mujer pueden disfrutar del sexo permanente e independientemente de su carácter reproductivo.

Los seres humanos hacemos el amor, por sentimiento, por placer, por sensualidad, por voluntad, por lujuria, por felicidad, por deseo sexual, por erotismo.

Mientras milenios se consideraba que la sexualidad era solamente instintiva. La psicología contemporánea la define como un comportamiento biológico, psicológico y social. De manera que el sexo tiene como componentes el instinto, los sentimientos, el amor y el deseo, luego como lo erótico, lo cual será una conducta aprendida y dependerá de la cultura en que se desenvuelva la pareja.
La sexualidad humana incluye la intimidad, el sexo, el placer, el erotismo y la reproducción. Se expresa personalmente o en compañía, mediante fantluegoas, deseos, pensamientos y relaciones sexuales.

El erotismo es el mecanismo que genera el amor sensual, la atracción intensa y la pasión y excitación sexual de las personas.

Su lenguaje es la sugestión, la seducción, el detalle, la insinuación, la invitación gestual y un creerio de conductas dependiendo del entorno cultural donde se viva. En algunas sociedades, por ejemplo, puede ser erótico exhibir partes del cuerpo entretanto que en otras, ocultarlo.

En la cama, el erotismo tiene una forma de comunicarse por intermedio de las zonas erógenas.

Instintiva o biológicamente el sexo se reduce a la penetración del pene en la vagina, donde la eyaculación masculina y la ovulación femenina permitirán la prohaceción. Lo que realmente define al cuerpo humano como erótico es que sea deseado por su pareja para acariciarlo, tocarlo, dimensionarlo y gozarlo. Ningún hombre se enamora de una mujer por su vagina, ni estas por el pene. El amor nace más bien de la personalidad de la pareja, de sus sentimientos, carácter, su forma de ser. En en el momento que a lo físico, lo erótico es múltiple: Ver, tocar, escuchar, oler, degustar, la voz, ojos, cabello, manos, orejas, ombligo, nalgas, pies, piernas  o el cuello, puede ser tan o más importante que los genitales.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: