5 Consejos para hacer tu negocio más productivo

Lamentablemente, muchos no están conscientes de este problema y lo perciben hasta el momento en que su compañía presenta problemas financieros o peligros de fracaso. Hoy te comparto 5 prácticos consejos para que tu negocio sea más productivo.

El punto de partida para determinar que es lo que es realmente productivo en tu empresa consiste en tener muy claras las prioridades y los objetivos que deseamos alcanzar.

  1. Define lo que es importante. Una de los principios de Stephen Covey en su libro Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva es definir que es lo IMPORTANTE.  Cada año, cada mes y cada semana define claramente y junto a tu equipo de trabajo que es lo más importante a realizar en ese período de tiempo de tal manera que puedan enfocarse claramente en ello y evitar diluirse solamente en actividades urgentes o “apaga fuegos”.  Una buena técnica consiste en establecer, por ejemplo, 3 objetivos importantes de la semana y que la mayor inversión de tiempo y recursos se enfoque en alcanzarlos.
  2. Identifica y elimina distractores. Es muy común que sin darnos cuenta somos absorbidos por distintos distractores y algunos de ellos pueden estar sutilmente disfrazados como tareas productivas, pero muchas veces se convierten solamente en un “Activismo” que no contribuye en nada a la productividad real de tu negocio y solo terminan siendo una pérdida de tiempo.   Comienza por identificarlos y eliminarlos de tus actividades y las de tus colaboradores.  Algunos ejemplos: Uso inmoderado del Internet, programas de mensajería instantánea, lectura de correos personales, reuniones innecesarias, llamadas telefónicas personales extensas, adicción a redes sociales, etc.
  3. Reduce la “burocracia” interna de tu organización. Los procedimientos y las normas son mecanismos de protección y que deberían contribuir al orden y la efectividad, pero cuando estos se hacen cada vez más burocráticos entonces el efecto es contrario.  Una organización puede volverse burocrática cuando se involucra a demasiados jefes para completar procedimientos.  Requerimientos de firmas, documentación o revisiones múltiples pueden ser tan solo algunas de las actividades que lejos de hacerte crecer, pueden a la larga hacer tu empresa menos eficiente.  Desde luego, eliminar la burocracia que muchas veces sea ha construido a través de los años no será una tarea fácil, pero bien vale la pena.
  4. Aprende a decir que no. Un mal hábito que desarrollamos comoemprendedores, sin darnos cuenta, es pretender atenderlo todo, estar en todo, aceptar cualquier invitación o decidirlo todo.   Si verdaderamente deseas elevar tu negocio a un nuevo nivel, un buen principio es aprender a decir NO a algunas cosas.  Evalúa que actividades realmente contribuyen a tu crecimiento y a las demás simplemente di “no gracias”.   Rechaza educadamente invitaciones a eventos irrelevantes, delega en tus mandos medios y de esa manera tendrás más tiempo y recursos intelectuales para mantener el rumbo, la visión y alcanzar mejor tus objetivos.
  5. Aprende a descansar. Algunos empresarios trabajan incansablemente 15 horas al día, 7 días a la semana pensando que de esa manera lograrán más resultados.  Nada más alejado de la realidad.  El descanso físico y mental son indispensables para hacernos hombres y mujeres más productivos.  Es un hecho médicamente comprobado que descansar y “desconectarnos” periódicamente contribuye a un mejor desempeño mental.   Establece una cultura de descanso y vacaciones en tu empresa donde tus empleados y tu mismo puedan disfrutar de esa productiva desconexión regularmente.
Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: