Cómo mejorar la comprensión lectora

Hoy día, dada la complejidad del mundo en que vivimos, resulta imprescindible entender lo que leemos. No sólo por el placer de la lectura, que también es muy conveniente y divertido, sino por en hecho de saber lo que nos están ofertando o haciendo firmar. Por ello, siempre es recomendable intentar mejorar nuestra comprensión lectora.

Mujer leyendo, de Gerard Dou

Mujer leyendo, de Gerard Dou

Para ello, la recomendación básica y principal ha de ser, por fuerza, leer más.Pero no se trata de devorar todo lo que llegue a nuestras manos, sino de leer sobre temas que nos gusten, puesto que, así, nos resultará más fácil y ameno.

En este sentido, cada edad tiene sus lecturas. No se puede pretender inculcar el gusto por leer a un niño poniendo en sus manos el ‘Quijote’. Así, sólo conseguiremos que huya de los libros. Lo que debe leer son textos adecuados a su edad: cómics, relatos de aventuras, etc. Lo mismo sucede con los mayores: si no estamos muy acostumbrados a leer, debemos empezar por obras breves y escritas en un lenguaje sencillo.

Pero también existen unas estrategias que facilitan la comprensión lectora. Señalaremos algunas de las más comunes.

Una técnica adecuada consiste en revisar, diccionario en mano, el texto que vamos a leer para anotar el significado de las palabras que no comprendamos. Así, al abordar la lectura, nos resultará más fácil comprender su sentido.

 

Y ello nos lleva a otra estrategia interesante: la de la idea principal. Consiste ésta en intentar extraer de la lectura el sentido o tema principal de lo que hemos leído, es decir, qué nos dice el texto.

Otra posibilidad es la lectura simultánea: leer una frase determinada y, a continuación, enunciar otra que signifique lo mismo pero con distintas y más sencillas palabras. Así, basándose en la relación entre dos frases, es más sencillo comprender lo leído y, además,enriqueceremos nuestro vocabulario.

La hora de la lectura

 

Similar a ésta es la técnica del resumen, es decir, resumir en unas pocas frases el texto que hemos leído. Ello nos permitirá –no sólo entender el significado global del texto-, sino también sus ideas secundarias o contenidos adicionales a la tesis principal.

Finalmente, hablaremos del llamado ‘procedimiento cloze’. Consiste éste en eliminar una serie de palabras clave de un texto, reemplazándolas por espacios en blanco. El fragmento en esta forma se le facilita al lector, el cual deberá rellenar esos espacios con los términos adecuados. Parece sencillo, pero exige un esfuerzo de comprensión global del texto para poder rellenar esos huecos.

Como vemos, son unas sencillas estrategias que no sólo se pueden aplicar a los niños, sino que también sirven a los mayores para enriquecer su comprensión y su vocabulario.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: