La risa, un buen complemento para la salud

Según un diario médico, cada vez que nos reímos, movemos 420 músculos de nuestro cuerpo. La risa mejora nuestro estado de ánimo y nuestro sistema inmune, disminuyendo el estrés y la tensión arterial.

Una risa espontánea es muy sana

Una risa espontánea es muy sana

También varía la respiración: provoca que inspiremos poco y exhalemos mucho, lo cual resulta beneficioso para enfermedades como el asma. Además, aumenta la refrigeración de la zona frontal del cráneo y aumenta la secreción de jugos gástricos debido al movimiento de los músculos intestinales que produce la risa.

En efecto, la carcajada tiene efectos terapéuticos. No obstante, debemos precisar que no nos referimos a una carcajada automática y forzada, sino a la risa clara y relajada. Según el psicólogo José Elías, ‘una sonrisa sólo mueve dos músculos, pero la verdadera risa mueve 420 músculos y cambia radicalmente la actitud de las personas; les hace ver las cosas desde otra óptica más positiva’.

Por ello, se está utilizando desde hace tiempo la risoterapia. Ésta no consiste en que el paciente se ría sin más, sino que se basa en un trabajo psicológico previo que trata de modificar la percepción que éste tiene de la realidad en sentido positivo, con objeto de elevar su estado de ánimo. Y la risa es el último eslabón físico de esta cadena.

Según los expertos, el estado de ánimo se basa en tres factores: la percepción de la realidad, la dirección de los pensamientos y la memoria. Y, para mantener en buen estado nuestro ánimo, debemos saber colocar en el recuerdo lo positivo y en el olvido lo negativo.

Igualmente, los psicólogos señalan que una persona acumula un discurso de pensamientos negativos constantes y solamente un cinco por ciento de ellos son justificados, mientras que el noventa y cinco restante son falsos. Por ello, debemos entrenar nuestros pensamientos para poder controlarlos. Según el psicólogo citado anteriormente, existen técnicas para lograrlo: ‘una de ellas consiste en poner en boca de un personaje de cómic nuestro monólogo interno cuando éste es pesimista’.

Yelsin y Clinton, en pleno ataque de risa

Yelsin y Clinton, en pleno ataque de risa

Por tanto, debemos tratar de eliminar los pensamientos negativos injustificados –ya es bastante con los que tienen justificación- e intentar tomarnos la vida de un modo más tranquilo, tratando de ser un poco más optimistas. Y reírnos de modo natural. Para ello, un excelente sistema es ver una película de humor. Seguro que nos ayuda a levantar nuestro estado de ánimo. Y, si no es así, no sería mala idea ponerse en manos de un experto.

Anuncios
    • Jhonatas
    • 12/03/09

    Por eso es que me río bastante, así me mantengo saludable…

    • Yuri Henriquez
    • 13/03/09

    tan tannnnnnnnnnnn somos dos jajajaj

  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: