NASA prepara la primera misión a Júpiter… Juno

La misión permitirá dar un paso de gigantes adelante en nuestra comprensión de como se forman los planetas gigantes y el papel que juegan en formar el resto del Sistema Solar.

“Júpiter es el arquetipo de los planetas gigantes en nuestro Sistema Solar y se formó muy pronto, capturando la mayoría del material dejado por el Sol recién formado”, dice Scott Bolton, principal investigador de Juno.

“Al contrario que la Tierra, la masa gigante de Júpiter le ha permitido mantener su composición original, proporcionándonos una forma de conocer la historia del Sistema Solar”.

La nave tiene previsto su lanzamiento en un cohete Atlas desde Cabo Cañaveral en agosto de 2.011, alcanzando Júpiter en 2.016. Se prevee que orbite Júpiter 32 veces, pasando unos 5.000 kilómetros sobre las nubes del planeta durante un año.

La misión será la primera sonda alimentada por paneles solares, diseñada para funcionar a pesar de la gran distancia al Sol.

“Júpiter está a unos 750 millones de kilómetros del Sol, unas cinco veces más lejos que la Tierra”, dice Bolton.

“Juno está diseñada para ser extremadamente eficiente con la energía”. La nave usará una cámara y nueve instrumentos científicos para estudiar el mundo oculto bajo las coloridas nubes de Júpiter.

El conjunto de instrumentos investigarán la existencia de un núcleo rocoso helado, el intenso campo magnético, las nubes de agua y amoniaco en la atmósfera profunda y las auroras del planeta.

Comprender la formación de Júpiter es esencial para comprender los procesos que llevaron al desarrollo del resto del Sistema Solar y las condiciones que crearon la Tierra y la Humanidad.

Similar al Sol, Júpiter está compuesto en su mayor parte de hidrógeno y helio. Un pequeño porcentaje del planeta está compuesto de elementos más pesados.

‘La extraordinaria precisión que Juno tendrá para determinar la gravedad y los campos magnéticos de Júpiter nos permitirá comprender que está ocurriendo en el interior del planeta’, dice Dave Stevenson, co-investigador del California Institute of Technology.

‘Estas y otras mediciones nos informarán sobre como se distribuyen los constituyentes de la atmósfera, como se formó Júpiter y como ha evolucionado, lo que es la parte central de nuestra creciente comprensión de la naturaleza del Sistema Solar’.

‘En la profundidad de la atmósfera de Júpiter, bajo grandes presiones, el gas hidrógeno se transforma en un fluido conocido como hidrógeno metálico’.

En estas grandes profundidades, el hidrógeno actúa como un metal conductor de electricidad, lo que se cree que es la fuente del intenso campo magnético del planeta.

Júpiter además podría tener un núcleo rocoso sólido en el centro. “Juno nos dará una fantástica oportunidad de conseguir una imagen de la estructura de Júpiter en una forma que nunca antes había sido posible”, dice James Green, director de la División Planetaria de la NASA.

“Nos permitirá dar un paso de gigantes adelante en nuestra comprensión de como se forman los planetas gigantes y el papel que juegan en formar el resto del Sistema Solar”.

El JPL dirigirá la misión Juno, Lockheed Martin construirá la nave y la Agencia Espacial Italiana contribuirá con un espectrómetro infrarrojo y una parte del experimento de ciencia de radio.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: