Educando:¿Qué es la homofobia?

 

Pancarta de protesta en contra de los homofóbicos

El maltrato a las personas homosexuales es un tema que afecta a diferentes sociedades en el mundo entero, de hecho Daniel Borrillo quien es profesor de Derecho de laUniversidad de París y profesor invitado en la Universidad Carlos III de Madrid ha dicho en su libro Homofobia, que se entiende por esta como una “la actitud hostil respecto a los homosexuales hombres y mujeres”.

Sin embargo, no cabe duda que muchas veces, la palabra hostil queda en un simple adjetivo puesto más que hostilidad, el heterosexual muestra tanta agresión que puede llegar al maltrato físico (violaciones inclusive con objetos) y homicidios. A decir verdad, muchas personas consideran que un homosexual, bien sea hombre o mujer, debe ser considerado como una persona de nivel inferior, un anormal o como alguien que se encuentra mal de salud, es decir un enfermo.

Los que odian a los homosexuales

En nuestra vida cotidiana, existen diferentes formas sutiles para agredir a los homosexuales, desde nuestro lenguaje diario hasta una mirada de asombro. En realidad, estas son maneras que pasan desapercibidas si las comparamos con las acciones más repulsivas y agresivas hacia los homosexuales.

En sí, los que odian a este grupo de personas se les llama homofóbicos, si embargo, cuando se les pregunta qué es lo que odian de los homosexuales, estos simplemente dicen algo así c

 

omo “no se, simplemente, no los puedo ver y menos aceptarlos”. Por tanto conviene preguntarse, de dónde es que viene esta repulsión, ¿de casa?, ¿de la misma cultura? ¿es innato?

Algunos errores

Ocurre que siempre se ha visto al homosexual como si fuera un enfermo, es decir de acercarse mucho, este podría contagiarme; de otro lado, todo enfermo puede curarse, es decir mediante un tratamiento psicológico. Sin embargo, estas ideas no son reales, ningún homosexual es un enfermo sino que se trata de la orientación sexual que decidió tomar.

De hecho, existen muchas personas que piensan que la repulsión por un homosexual es algo que aparece de manera muy natural pero en realidad, una persona homofóbica tiene un problema puesto que el rechazo a otro debido a su inclinación sexual, no es algo normal. No cabe duda que de estos piensen que son así debido a su formación en casa, pero en realidad, el odio a los homosexuales, se encuentra presente desde la familia, pasando por el colegio y también la misma sociedad.

Otra de las creencias en las que se basa el odio de los homosexuales es que se piensa que estos representan la decadencia o desintegración moral de la civilización humana. Un grave error, porque si nos fijamos estos dos factores están mucho más ligados a lo económico, político o social. De hecho, si se argumenta que el componente básico de la sociedad, es decir el núcleo familiar se vería afectado por la unión de dos personas del mismo sexo, en realidad, tendríamos que preguntarnos si en realidad, actualmente, existen tales núcleos familiares de manera completa y si estos funcionan correctamente.

Además, existe otra creencia acerca de que si dos heterosexuales se unen es para poder reproducirse, en tanto que los homosexuales estarían vedados de tal opción. De hecho, no pueden reproducirse entre ellos y si llegan a criar niños, estos serían indefectiblemente homosexuales. Sin embargo, estudios recientes hechos a madres lesbianas han indicado que los niños son mucho más estables emocionalmente y que sienten que viven si represiones de ningún tipo.

La hostilidad puede llevar al suicidio a algunos

Según una investigación hecha en los Estados Unidos, el 40% de los 500 homosexuales entrevistados, en algún momento pensó en quitarse la vida o lo intentó debido a los maltratos, humillaciones, insultos, burlas o palabras despectivas que recibiese de su misma familia o de extraños. Así, la alineación social y el rechazo de la propia familia incrementan los deseos de pérdida de autoestima del homosexual, los que lo llevan al suicidio.

La humillación que sienten los homosexuales es tal que muchos piensan en quitarse la vida

¿Qué hacer?

Pues, tal vez lo primero sea comenzar por cambiar cada una de las estructuras sociales en donde se transmite sentimientos que tienen que ver con el rechazo y discriminación a los homosexuales.

También es importante, recordar que un gran punto de partida es la educación que se transmite en casa; los padres deben comprender que la inclinación de las personas no debe conllevar un rechazo y por tanto, no deben educar así a sus hijos. Con respecto a los colegios, esta también es muy importante; aquí se debe inculcar “tolerancia”, palabra clave en nuestra sociedad contemporánea.

Aún con todo esto, no se podría llegar a garantizar que no hayan personas homofóbicas  en el mundo sin embargo, no cabe duda que los niveles de discriminación disminuirían. En realidad,  lo que debiera ocurrir es que la sociedad por completo comience a cambiar la manera de pensar con respecto a los homosexuales. Lo importante es aprender de las personas que nos rodean, sin que importe su raza, condición social, orientación sexual, religión y demás prejuicios que se nos inculcan desde niños.

De hecho, todas y cada una de las personas tenemos derechos los cuales están amparados en las constituciones de todos los pueblos, y obviamente los homosexuales también los tienen como seres humanos que son. Por tanto, todos debemos entender que empezar a tratarlos con respeto es su derecho ya que ninguna persona, debido a sus inclinaciones sexuales, debe ser tratada de manera irrespetuosa o distinta al que reciben los demás.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: