Causas del turismo sexual

 

En los últimos tiempos ha entrado en auge el denominado turismo sexual  que no es mas sino una  forma de turismo con el propósito de tener relaciones sexuales de diversa índole, con prostitutas o  con personas dedicadas a intercambiar favores sexuales por dinero. Este tipo de turismo era algo  que no se publicaba y de lo cual las personas en general no eran concientes, sin embargo ha entrado en auge y  ahora hasta es posible encontrarlo  incluido en los paquetes turísticos  que se ofrecen a los viajeros.
Inicialmente este tipo de turismos se empezó a originar en destinos turísticos del caribe, las islas y los sitios de descanso eran el lugar propicio para desarrollarlo, sin embargo las ultimas investigaciones demuestran que el boom que ha originado ha  hecho que se de en gran diversidad de sitios y  se busquen personas interesadas en este tipo de experiencias para ofrecerles diversas posibilidades.
Detrás de este tipo de ofertas hay un  fenómeno complicado que implica la explotación sexual y  la trata de personas,   inicialmente era ofrecido a hombres occidentales, blancos que buscaban experiencias exóticas y esto incluía el poder tener sexo con personas de diferentes tipos étnicos o culturas. En el caribe por ejemplo, es posible en el caribe encontrar lo  que se conoce como guías sexuales las cuales  a parte de darle al turista una ruta de experiencias sexuales de diversa índole, además le venden la idea que la mujer caribeña, no es una prostituta y que  además no están forzadas sino disfrutan generando experiencias de placer a los extranjeros, las definen en estas guías como  ‘chicas amables’ [‘nice’ girls].

Pero este fenómeno es mas complejo día a día,  el turista sexual no tiene un perfil determinado,  se encuentran dentro de los usuarios de este tipo de servicios  desde hombres maduros con buena posición económica, hasta  mujeres  en busca de nuevas experiencias o  jóvenes  de diversos estratos socio culturales queriendo  vivir la vida. La gran mayoría de estudios identifican en un alto porcentaje a hombres occidentales entre 32 y 67 años, pero el interés sexual es diverso y esto hace que el mercado del turismo sexual se amplié de manera alarmante.
Anexo a este tipo de búsqueda,  también se da un grado de manejo de poder en quien accede a este tipo de planes, de un lado esta el poder satisfacer cualquier tipo de deseo sexual, sea este pervertido o no con  mujeres dispuestas, sumisas y solicitas al servicio, y además hay una gama adicional de servicios en torno a  todas las personas que se mueven alrededor de las prostitutas, como personas de raza negro, hispanos o  asiáticos que son los encargados de brindar transporte, limpiar habitaciones y conseguir cualquier servicio por el que los turistas estén dispuestos a pagar.

 

Hay manifestaciones claras de racismo y de manejo de  agresividad  y   otra serie de emociones humanas que no son fácilmente expresables en la vida cotidiana de las personas, el poder dominar a otro, golpearlo o  hacerlo sujeto a ser un objeto sexual satisfaciendo cualquier tipo de petición  hace que las personas puedan manifestar. No solamente se calman las tensiones sobre el poder y control, sino también las ansiedades relacionadas con el género. Los turistas sexuales pueden  no establecer relaciones con mujeres de sus  propias condiciones capaces, inteligentes y hasta con mayor poder adquisitivo  lo que  dificulta el poder asumir  niveles de control sobre ellas.
Gran cantidad de turistas, hombres y mujeres que han ido al caribe, manifiestan  haber tenido al menos una relación sexual con alguna persona originaria del sitio donde pasaron sus días de descanso, además  manifiestan contar con alta motivación generada por el ambiente en general y  por  el deseo de  tener acceso a cuerpos esbeltos, bellos o con colores de piel llamativos.  Además un argumento común es que en sus lugares de origen se sienten rechazados o no les es fácil establecer relaciones con otras personas y satisfacer sus deseos sexuales, mientras que en los lugares turísticos, no solo son atrayentes sino se sienten  deseados, seducidos y hasta enamorados con facilidad. Logran que su auto concepto se reafirme en la medida que una  persona  los busque y este dispuesta a realizar cualquier actividad que se le proponga independiente de que esta genere un pago en dinero y en regalos.

Además  hay otra serie de  beneficios como es sentirse poderoso, manejar grados de control y no tener que establecer compromisos de ningún tipo,  quien paga por el servicio esta en capacidad de decidir, cuando, donde y con quien realiza sus ideas y fantasías.  Tal control significa que los turistas sexuales no experimentan rechazos o comentarios que los hagan sentir mal, al pagar por sexo obtienen  halagos, atención y  una serie de situaciones que los hacen sentir  bellos y  deseables para cualquier persona. Además de poder manifestar cualquier fantasía y no encontrarse con el estigma social o el choque de valores que pueden encontrar en sus propias culturas al tener relaciones poco legitimas o casuales con  personas de otras razas, mas jóvenes,  múltiples compañeros por relación, explorar situaciones consideradas poco comunes, tener contacto con personas del mismo sexo, o cambiar de compañero sexual a su antojo.

Dentro de las causas mas frecuente que incentivan este tipo de turismo están según la Asociación Mundial de turismo:
1. Anonimato: Al ir a un lugar nuevo y donde no se conoce a nadie, es posible  pasar desapercibidos y entrar en situaciones ilícitas o que son consideradas poco aceptables socialmente,
2. Poder y superioridad. Al sentirse con mayores posibilidades económicas y culturales  se sienten con el deseo de explotar a otros.
3. “Convicción de ayudar a los más necesitados”. El dinero que pagan es solo una forma de apoyo para familias pobres.

Las personas ubican estos sitios de turismos a través de revistas, agencias, brochures,paginas de Internet, o catálogos donde a través de fotos ofrecen a diferentes tipos de personas de acuerdo a lo que  quien paga el servicio desea. Una vez aceptada la oferta es posible que se entregue un mapa y se especifiquen las formas de llegada a los sitios donde el turista puede tener acceso a las personas del catalogo.

Otra modalidad que se da directamente en los sitios vacacionales es la de distribuir tarjetas de presentación o volantes que invitan a los turistas a acercarse a zonas del lugar dedicados a  promover  la prostitución. Además  en estos folletos se incluyen  descripciones de las personas, tipo de servicios, y hasta fotografías pornográficas. En los sitios turísticos  se encuentran personas que actúan en el papel de “facilitadores”, o intermediarios y son quienes  ponen en contacto al turista con el sitio o la persona que  les presta el servicio deseado. Estos facilitadores varían en sus trabajos y labores, son personas que en términos generales tienen contacto directo con el turista y  tiene la posibilidad de evaluarlos y ponerles a disposición diferentes tipos de servicio que estos es posible que no les sean ofrecidos en el  hotel.

Estas personas pueden tener diferentes roles, desde taxistas,  botones de los hoteles, vendedores ambulantes, guías turísticos,  o personal hotelero en general. Generalmente ganan una comisión por remitir al turista y/o son familiares de la persona que se prostituye.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: