EDUCANDO(mujeres):¿Te realizas periódicamente exámenes ginecológicos?

 

A estas alturas, ya todas sabemos que esmejor prevenir que curar, y que un diagnóstico precoz, puede salvarnos la vida, pero muchas veces, por diversos motivos, dejamos pasar el tiempo, y no nos realizamos los chequeos médicos correspondientes a nuestra salud física y sexual.

A partir del momento en que comienzas a mantener relaciones sexuales, o ante algún síntoma que te haga sospechar de alguna enfermedad, es necesaria tu consulta con tu ginecólogopara un diagnóstico precoz.

En este post, te recordaré cuáles son las situaciones ante las cuales debes consultar con tu médico.

Una consulta de rutina, además de la observación de la historia clínica detallada de la paciente, referidas a su edad, historia de enfermedades familiares, características de las menstruaciones, cantidad de embarazos o de abortos y métodos anticonceptivos, incluye una toma de muestra para realizar una citología cervicovaginal,  y una exhaustiva exploración física.

Esta exploración física, consiste en una exploración de la vulva, vagina, cérvix, de las mamas, de útero y ovarios.

 

En cuanto a las mamas, se buscará si hay alteraciones en la piel, en el pezón o en la aréola, si existen nódulos o si hay secreción por los pezones.

En los ovarios se explorará para comprobar que no existan masas dolorosas.

Como estudio complementario, se solicitará una ecografía, para detectar posibles miomas, pólipos endometriales o endocervicales, quistes ováricos, endometriosis, embarazos ectópicos, existencia de líquido en la cavidad abdominal, entre otras anomalías.

Todo esto, en cuanto a un examen de rutina, pero existen diversas sintomatologías, por las cuales es necesario que consultes de inmediato con el médico especialista.

¿Quieres conocer cuáles son?

 

*Aumento del flujo vaginal acompañado de olor desagradable, consistencia y color distinto al habitual
*Picor, ardor o sensación de quemazón, granitos, heridas o verrugas en la vulva o vagina
*Fiebre y dolor en los ovarios
*Menstruaciones irregulares
*Bultos en los genitales externos
*Menstruaciones abundantes o pérdidas de sangre entre ciclos
*Sospecha de embarazo
*Bultos en las mamas
*Esterilidad: si no puedes quedar embarazada tras un año y medio o dos de intentarlo

Y como siempre, recuerda la importancia de un Papanicolau anual si eres sexualmente activa, y de las correspondientes mamografías si eres mayor de 40 años, ¿ya reservaste turno para tu control ginecológico?

Fuente: saludalia.com

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: