El sexo virtual

 

Nos cansamos de ver y escuchar anuncios en donde se publicitan líneas telefónicas “calientes” o como mejor se las conoce: hot line, los famosos 0800, en donde por un monto determinado de dinero, que se descuenta de la factura telefónica, cualquiera puede acceder desde cualquier lugar, a mantener una charla subida de tono con alguna persona en cualquier otra parte del mundo.

El problema se da, no solo cuando llega el momento de pagar la abultada factura telefónica, sino además cuando esta práctica se llega a transformar en una adicción, y pasa a ser la única forma de relacionarse y conectarse social y sexualmente.

Otro de los medios comunes para acceder al “sexo virtual”, es la utilización de Internet, como vehiculo para llegar a tener una satisfacción sexual en solitario, y hay personas que pueden dedicarle varias horas al día a esta práctica, a tal punto deinterferir esta conducta con su vida social, laboral y de pareja, en el caso de que se la tenga.

De un tiempo a esta parte, las situaciones descriptas anteriormente, son mucho más comunes y frecuentes de lo que creemos, una de las causas es por lo masivo que se han convertido estas tecnologías, que están disponibles al alcance de cualquier mano, otra es por la gran oferta de este tipo de “servicios” y material relacionado a lo erótico y pornográfico que se puede encontrar en la red, pero mucha responsabilidad también la tiene el modo de vida actual, en donde el vivir acelerado, no deja tiempo ni espacio para encarar una relación tradicional, con todo lo que esta supone, tiempo e interés en conocer a fondo a la otra persona, establecer un fluido diálogo, asumir un compromiso con el otro, y ni que hablar de los detalles románticos.

 

Es así como el sexo virtual, se presenta como una alternativa más fácil, y al alcance de la mano para conseguir una satisfacción en el plano sexual, aunque al menos esta sea transitoria ya con el correr del tiempo, la persona que lo practica se comienza a sentir vacío y cada vez más solo.

Si bien el sexo virtual, puede ser un condimento divertido y enriquecedor si se lo practica con la propia pareja, puede ser también una forma de conducir a la persona que lo lleva a cabo, al aislamiento, a la infidelidad, a la incapacidad de relacionarse personalmente con otras personas y a patologías tales como la adicción al sexo.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Disculpa, debes iniciar sesión para escribir un comentario.
A %d blogueros les gusta esto: